Misterios Gloriosos del Rosario: Miércoles y Domingo

Cuando vamos a rezar los Misterios Gloriosos del Rosario, lo mejor será que busquemos un lugar tranquilo, sereno, con alguna imagen de la Virgen si es posible, y un rosario para contar más fácilmente las oraciones.

Ahora sí, vamos con los Misterios Gloriosos.

¿Cuáles son los Misterios Gloriosos del Rosario?

Los Misterios Gloriosos son una de las partes de las que se compone la oración católica del rezo del rosario. Son una de las series de cinco misterios, relativos a la resurrección de Cristo, y la Coronación de María en el Cielo.

¿Cuándo se rezan los Misterios Gloriosos del Rosario?

La Iglesia Católica, y en su momento Juan Pablo II establecieron el rezo de los Misterios Gloriosos para el martes y el domingo.

A continuación encontrarás cada uno de los cinco misterios Gloriosos que te ayudarán en la meditación y rezo los martes y domingos. Cada uno de ellos hace alusión al pasaje de la Biblia, en el Nuevo Testamento donde aparecen reflejados.

Primer Misterio Glorioso: la Resurrección de Jesucristo Mt 28, 1-8

Después del fallecimiento de Jesús, el primer día de la semana, su madre fue al sepulcro con los aceites y aromas que habían preparado. Al llegar allí, descubrieron que la piedra del sepulcro había sido movida de su sitio, y que ahora se encontraba abierto. Dentro no había nada, tampoco el cuerpo de Cristo.

Buscándolo encontraron a dos ángeles que les respondieron ante sus súplicas: “¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? No está aquí, ha resucitado” (Lc 24, 1-6)

María y las demás mujeres corrieron llenas de dicha a contárselo a los demás discípulos.

Tómate unos minutos para pensar sobre este pasaje de la Sagrada Biblia, y a continuación, reza un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria.

Segundo Misterio Gloriosos del Rosario: La Ascensión del Señor al Cielo Hch 1, 6-11

Después de cumplidos cuarenta días de la Resurrección de Jesucristo, después de hablarles, tuvo lugar la Ascensión de Nuestro Señor elevándose al cielo, y se sentó a la derecha de Dios. (Mc 16, 19)

La resurrección y ascensión de nuestro Señor Jesucristo es la base de nuestra fé. La mayor prueba de la grandeza y gloria de Nuestro Señor.

Breve pausa para la reflexión del texto de la Biblia, y reza un Padrenuestro, diez Ave Marías y un Gloria al Padre.

Tercer Misterio Glorioso: Venida del Espíritu Santo sobre la Virgen y los Apóstoles

Tercer Misterio Glorioso

Encontrándose todos reunidos en un mismo lugar, en el día de Pentecostés, se oyó un fuerte ruido en el cielo. El estruendo parecido a un fuerte viento, resonó en todo el lugar. De pronto, fueron conscientes de que cada uno de ellos tenía una lengua de fuego sobre sus cabezas.

El Espíritu Santo había entrado en ellos, y les concedió la fuerza y capacidad de hablar todos en diferentes lenguas que les permitieron entenderse. Fue un hecho extraordinario, porque todos podían entender lo que decían los demás sin hablar su idioma.

Por aquellos días había en Jerusalén judíos piadosos llegados de todos los lugares del mundo, y todos se sorprendían cuando se daban cuenta de la grandeza de Dios, permitiéndoles entender a los demás. (Hch 2, 1-4)

Cuarto Misterio Glorioso, Asunción de la Virgen María al Cielo

Misterios Gloriosos del Rosario

“Generación tras Generación me llamarán bienaventurada, pues el Señor ha hecho grandes obras en mí” (Lc 1, 48-49)

Breve pausa de reflexión a la que seguirán un Padrenuestro, diez Ave Marías y un Gloria al Padre.

Quinto Misterio Glorioso, Coronación de María como Reina de todo lo creado

En el Cielo apareció una gran señal. Una mujer llena de luz, con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza.

Después de cada uno de los Misterios Gloriosos del Rosario, seguirán una breve pausa de reflexión, seguidos de un Padre Nuestro, diez Ave Marías y un Gloria al Padre. (Ap 12, 1)