Rezar el Santo Rosario Jueves Día de los Misterios Luminosos

El jueves es un día especial para el rezo del Santo Rosario por tratarse de los Misterios Luminosos. Es muy importante meditar sobre cada uno de los Misterios, y dedicar este día a reflexionar sobre ellos mientras los acompañamos de nuestras oraciones.

Aunque no es fundamental, se puede situar frente a la imagen de nuestra Santísima Virgen, y utilizar un rosario para acompañar nuestro momento de meditación y rezo. El Rezo del Santo Rosario Jueves comprende los Misterios Luminosos que te recitamos a continuación.

Rezo del Santo Rosario Jueves, Primer Misterio : Bautismo de Jesús en el Río Jordán

Rezo del Santo Rosario Jueves Bautismo de Jesús

Cuando hubo llegado a la edad de 30 años, Jesús abandona su retiro en Nazaret y comienza, por voluntad del Padre, su vida pública.

Por aquella época Juan Bautista había comenzado su misión y predicaba en el desierto para la conversión, y bautizaba en el río Jordán a miles de fieles que se le presentaban cada día y le confesaban sus pecados.

Entonces Jesús decidió presentarse también ante él para ser confesado y bautizado. Pero al presentarse ante él, Juan el Bautista le dijo: «Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?»

Ante esto, Jesús le contestó: «Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere»

En el momento en que Jesús salió del agua, todos vieron cómo se abría el cielo, y bajaba el Espíritu Santo en forma de Paloma posándose sobre él.

Una voz del cielo que todos pudieron oír afirmó: “Éste es mi hijo, mi amado, mi predilecto, en quien me complazco” (Mt 3,16-17)

Rezar el Padrenuestro

Rezar 10 Ave Marías

Rezar el Gloria

Recitar la Jaculatoria

Segundo Misterio: Bodas de Caná

Misterios Luminosos Bodas de Caná

En una ocasión se celebraba una boda en Caná de Galilea. Jesús acompañado de su madre, María y sus discípulos fueron invitados a esta boda cerca de Nazaret. Entre Jesús y María, su madre, hay una conversación relativa a la falta de vino de los invitados en donde María le insta a que les proporcione el vino. Pero Jesús afirma “Todavía no ha llegado mi hora”

Sin embargo, su madre les dice a los sirvientes: “Haced lo que él os diga”

Tenían allí unas tinajas de barro, disponibles para las purificaciones de los judíos. Cada una de ellas tenían la capacidad de unos 100 litros. Jesús ordena a los sirvientes que llenen las tinajas de agua. Y una vez llenas les instan a que las lleven a la celebración.

Cuando el jefe de la sala prueba el contenido de las tinajas resulta ser vino y muy sorprendido le dice al novio: «Todos sirven primero el vino bueno y cuando ya todos están bebidos, el inferior. Pero tú has guardado el vino bueno hasta ahora»

Así fue como en Caná de Galilea comenzaron los signos de Jesús, sus discípulos creyeron en él, y manifestó su Gloria.

Rezar el Padrenuestro

Rezar 10 Ave Marías

Rezar el Gloria

Recitar la Jaculatoria

Tercer Misterio Luminoso: Jesús Anuncia el Reino de Dios

Cuando Jesús descubre que han entregado a Juan el Bautista a Herodes Antipas marchó a Gailea y dijo:

“El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; convertíos y creed en el Evangelio”. (Mc 1, 15)

Cuando Jesús dice estas palabras, se confirma la razón fundamental y prioritaria de su llegada. Ha venido para darnos la buena nueva y comunicarnos el Evangelio de Dios. La vida de Jesucristo tiene esa única finalidad en la Tierra.

Rezar un Padre Nuestro

Rezar 10 Avemarías

Rezar Gloria al Padre

Recitar la Jaculatoria

Cuarto Misterio: La Transfiguración de Jesús en el Monte Tabor

En Cesarea, al norte de Palestina, Pedro dijo a Jesús que él era el Mesías, era Cristo, el Hijo de Dios, y Jesús prometió a Pedro el Primado de la Iglesia.

A partir de ese momento, Jesús comenzó a decir a sus discípulos que Él debía ir a Jerusalén y sufrir mucho, pasar un gran calvario por parte de los ancianos, los sacerdotes y escribas, para ser finalmente matado y resucitar al tercer día.

A los pocos días de este acontecimiento, Jesús se llevó a Pedro, al discípulo Santiago y a su hermano Juan y se los llevó aparte a un monte bastante alto. Allí se transfiguró ante ellos. Su rostro se llenó de luz blanca, así como sus vestidos y todo su ser.

Se les aparecieron Moisés y Elías, que hablaron con Él.

Rezar Padre Nuestro

10 Ave Marías

Gloria al Padre

Recitar la Jaculatoria

Quinto Misterio Luminoso: Institución de la Eucaristía