¿Con qué frecuencia confesarse?

Con qué frecuencia confesarse

Con qué frecuencia confesarse es una pregunta que solemos hacernos porque no hay texto de la Iglesia que establezca una rutina única para la confesión. No lo establece la Biblia, ni tampoco se prohíbe en ningún sitio. Ciertas corrientes dentro de la Iglesia han intimidado a los creyentes bajo la amenaza de que si no hay confesión, no se es digno de ir a la Iglesia.

Nada pues más lejos de la realidad. Aunque es cierto que estas corrientes han causado estragos a lo largo de la Historia, haciendo que muchos creyentes sufrieran por esta causa.

Entre los defensores de la falta de normas al respecto se encontraba el Papa Pio X, Santo que no sólo permitió, sino que alentó la Comunión frecuente independientemente de que se hubiera o no confesado.

Entonces, ¿Con qué frecuencia confesarse?

En estos tiempos de pandemia se ha llegado a sufrir verdaderamente por no poder acudir a confesión en una Iglesia. Pero como ha dictaminado nuestro Papa Francisco, el acto de la confesión puede hacerse en soledad con uno mismo, arrepintiéndonos de nuestros pecados y preparando nuestra alma para recibir al Señor.

¿Con qué frecuencia? Confesarse todas las semanas

La pregunta que tenemos que hacernos es si estamos preparados para recibir a nuestro Padre en nuestra alma, tal y como Él se nos entregó. Ese amor incondicional, aunque no llegue a ser ni parecido al de Dios, por eso “Señor no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme”

Deberíamos exigirnos un mínimo de amor, lealtad, sinceridad y cumplir con la parte que nos corresponde. Si hemos de confesar todas las semanas o no, debemos decidirlo nosotros, no sólo de palabra u omisión, sino desde lo más profundo de nuestra alma.

Confesarse antes de comulgar

Como acabamos de explicar un poco más arriba, existieron corrientes a lo largo de la Historia que mermaron la asistencia de fieles a la Iglesia por obligar a la confesión antes de comulgar. Incluso hoy en día hay quienes aún lo defienden

Pero ha habido Papas como el Santo Pio X que no sólo afirmó que se podía acudir a comulgar sin confesión previa, sino que animó a hacerlo.

El peligro que se corre es que comulguemos con demasiada facilidad. Sobra decir que todos los creyentes hemos de hacer reflexión antes de tomar el Cuerpo de Cristo, sin caer en la rutina ni la obligación y sin que se convierta en un acto mecánico.

Summary
¿Con qué frecuencia confesarse?
Article Name
¿Con qué frecuencia confesarse?
Description
Reflexionamos acerca del Sacramento de la confesión, con cuánta asiduidad hemos de practicarla.
Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *